Otros tiempos

Esta historia empezó a principios de los años cincuenta, en plena posguerra, cuando las historias reales eran más inverosímiles que las inventadas.

Humor

Hace un tiempo entré en el lavabo con mi Ken Follet de novecientas páginas bajo el brazo y mi pareja me dio un cálido y sentido abrazo justo antes de decirme textualmente: “Te echaré de menos durante tu ausencia”

Blog de WordPress.com.