El día empieza a medianoche

El día empieza a medianoche, en mitad de la oscuridad. Y luego todo es luz.

Lo primero que hace un gobierno fuerte

Lo primero que hace un gobierno fuerte y con vocación de permanencia es eliminar, entre muchos otros, a los masones. No porque éstos estén a las órdenes de una hipotética conspiración judía. Lo hace porque los que piensan por sí mismos molestan mucho.

 

No releas

No releas, Paul. Eres muy joven, y aquellos que releen tienden a llenarse de la sabiduría inadecuada antes de tiempo. Ahora tienes que leer, leer todo lo que puedas, lo más heterogéneo posible. Sólo cuando llegas a mis años sabes que aquello que relees no es una pérdida de tiempo.

En las guerras

En las guerras no hay voluntarios, sólo imbéciles y desalmados. Y los segundos se quedan en casa.

La guerra

Hubo un sabio que dijo una vez que la guerra son siete partes de aburrimiento y una de horror.

 

Así no tiene gracia

Es la segunda vez que me traiciona, señor Graf. Con la repetición las cosas pierden su gracia.

 

Podía ser peor

Podría haber sido peor, pensaba autoindulgente. Podría ser heroína, crack o votar republicano.

Blog de WordPress.com.