Fe empirista

Ni somos ni seremos. Todo nuestro vivir es emprestado. Nada trajimos; nada llevaremos.

A las palabras del amor

A las palabras de amor les sienta bien su poquito de exageración.

Españolito que vienes al mundo

Españolito que vlenes al mundo, te guarde Dios. Una de las dos Españas ha de helarte el corazón.

Relatividad

Nuestras horas son minutos cuando esperamos saber, y siglos cuando sabemos lo que se puede aprender.

Ý cuando llegue el día del último viaje

Y cuando llegue el día del último viaje, y esté al partir la nave que nunca ha de tornar, me encontraréis a bordo, ligero de equipaje, casi desnudo, como los hijos de la mar.

¿Soy clásico o romántico?

¿Soy clásico o romántico? No sé. Dejar quisiera mi verso, como deja el capitán su espada: famosa por la mano viril que la blandiera, no por el docto oficio del forjador preciada.

Anoche soñé…

Anoche soñé que oía a Dios, gritándome: ¡Alerta! Luego era Dios quien dormía, y yo gritaba: ¡Despierta!

Ayer soñé que veía a Dios y que a Dios hablaba; y soñé que Dios me oía… Después soñé que soñaba

Blog de WordPress.com.